Quienes somos

Quiénes somos

Visión


Constituirnos en un alto referente en la sociedad local, nacional e internacional en la formación de profesionales en las ciencias de la computación, con probadas competencias en sistematización y gestión de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones,  que se proyectará como un conjunto de conocimientos y metodologías; tal que permita fomentar la investigación formativa y desarrollar habilidades que potencien la aplicación profesional de su área de competencia y las relacionadas, con altos valores de justicia y equidad social que significará una efectiva contribución y un compromiso con desarrollo de la sociedad.

Misión


La escuela de Ingeniería de Sistemas y Telemática forma profesionales capaces de brindar soluciones innovadoras en las áreas de gestión y desarrollo de sistemas de información y telecomunicaciones; con pensamiento creativo, analítico y sistémico, y comprometidos éticamente con la sociedad a través de una formación académica especializada y actualizada en respuesta a los continuos retos tecnológicos.

Breve historia


La informática incursiona académicamente en la Universidad del Azuay cuando en el año 1981, la Facultad de Ciencias de la Administración, incluye en el pensum de la carrera de Ingeniería Comercial la materia de “Procesamiento de Datos”, en la misma se tratan temas teóricos relacionados con los métodos automatizados para el procesamiento de datos.

Las clases prácticas se realizaron con el apoyo del Centro de Cómputo de la Universidad. Para ese entonces se utilizó un Sistema de Contabilidad General de propiedad de Asyecom, empresa que prestaba los servicios de procesamiento de los datos administrativos contables de la institución.

La primera tesis en el área informática, se desarrolla en 1986 y se denomina “WANG VS 80 Aplicación interactiva de gestión universitaria” que consistía en un sistema computarizado aplicado en la gestión universitaria, el cual permitía el acceso y la gestión de la información referente al alumnado, facultades, profesores, aulas y colegiaturas.

Ese mismo año, se adquieren los primeros PC‘S de IBM “portátiles” para la recién creada “Carrera de Programadores” y se instalan los laboratorios para las prácticas de los estudiantes. Los laboratorios son también aprovechados por la Facultad de Ciencias de la Administración, para crear prácticas de computación como apoyo a los estudiantes de las otras escuelas.

En efecto, los estudiantes de Ingeniería Comercial, inician sus prácticas adquiriendo conocimientos sobre el uso del teclado e instrucciones básicas y comandos del Sistema Operativo MS-DOS en ambiente texto. Se realizan prácticas con la hoja electrónica LOTUS 1-2-3 y para procesamiento de textos se utilizó WORDSTAR, posteriormente se utilizó Q-PRO como hoja electrónica y Word Perfect 5.1 como procesador de textos, sobre un ambiente de comandos de teclado en el que no se contaba con la facilidad del ratón y del entorno gráfico de Windows.

A finales de 1991 se liberan las primeras versiones de Windows y la Universidad adquiere los equipos con el sistema operativo Windows y se utilizan para las prácticas, los programas de aplicación Excel y Word.

 

Los inicios de la Escuela

La escuela se crea en el año 1986, con la carrera de “Programadores”, que tenía una duración de 4 semestres. El objetivo era el de formar mandos medios preparados para desarrollar sistemas informáticos de aplicación, orientados hacia los negocios. Se estudiaban algunos lenguajes de programación y se complementaba con el aprendizaje de programas de utilidad como las Hojas Electrónicas y Procesadores de Palabras. El pensum incluye también materias relacionadas con la administración de empresas como: Contabilidad, Administración entre otras.

Debido a la creciente necesidad, en el ámbito local, de incorporar sistemas de información en las empresas y organizaciones con el fin de optimizar sus recursos económicos y de tiempo, se considera que la sociedad requiere de profesionales con competencias en el tema del desarrollo de sistemas de información; los miembros de la Junta en base a su experiencia en el tema y en unidad de criterios toman la decisión de realizar una reforma al plan de estudios de la carrera.

Es así que en 1989 se realizan cambios significativos al pensum de la carrera de programadores  y se crea la carrera de “Análisis de Sistemas” con una duración de 6 semestres, la cual tenía un enfoque hacia nuestro mercado local que requería de profesionales que desarrollen soluciones en el campo del procesamiento electrónico de datos. Las reformas realizadas orientaban la carrera hacia el aprendizaje de las nuevas herramientas para el diseño de sistemas y también hacia el uso de manejadores de bases de datos.

Las crecientes exigencias sociales con relación a la carrera hacen necesaria la creación (1998) de la carrera de Ingeniería en Sistemas, la misma que dirige su enfoque hacia las redes de comunicación, las bases de datos, los lenguajes de programación y los sistemas de información geográfica.

Los continuos cambios tecnológicos y sus aplicaciones en el área de las tecnologías de la información demandaron la realización de reformas al plan de estudios (2003), enmarcadas en las bases conceptuales y prácticas existentes. Esta nueva versión de la Ingeniería de Sistemas, orienta el perfil profesional al área de la explotación de sistemas informáticos, a los conocimientos de las tecnologías de la información que comprenden: el hardware, software y las telecomunicaciones. En una visión sistémica, el profesional se ocupa principalmente del usuario, respondiendo a sus necesidades mediante soluciones informáticas.

En el currículo de la carrera, se incorporaron también materias que orientan al estudiante hacia la creación de un espíritu emprendedor y de auto gestión, con la formación necesaria para que puedan impulsar su propia empresa.

En el pensum se incluyó la materia de Deontología Profesional, que incorpora un componente adicional que aporta a la formación integral del estudiante, que no está orientada únicamente al campo tecnológico, sino a la formación con valores éticos morales y humanos.